Cultivo de Cymbidium

Téc.Nora Lovera

Etimológicamente el término proviene del griego kymbe que significa copa o recipiente alargado, en posible alusión a la forma del labelo. Otros opinan que proviene de kumbidion, diminutivo de kumbe, que significa barco, en referencia a la forma de los capullos.

El género Cymbidium cuenta con 70 especies (RBG Kew List) nativas de Asia y Australia, las que crecen entre los 0 y 3000 mts snm. Algunas especies viven en climas cálidos y húmedos todo el año mientras que otras habitan bosques de montaña donde los veranos son cálidos y lluviosos y los inviernos secos y fríos. Ciertas especies son epífitas y otras terrestres o litófitas, mientras que existen especies raras como Cym. macrorhizon considerada micoheterótrofa.

En nuestro país se cultivan algunas especies:
Cymbidium aloifolium, epífito, crece entre 0 y 1500 mts.
Cymbidium dayanum, epífito, entre 0 y 1800 mts.
Cymbidium devonianum, rupícola o epífito, entre 1500 y 2200 mts.
Cymbidium eburneum, epífito, entre 300 y 1700 mts.
Cymbidium ensifolium, terrestre, entre 300 y 1800 mts.
Cymbidium finlaysonianum, epífito, entre 0 y 300 mts.
Cymbidium goeringii, terrestre, entre 300 y 3000 mts.
Cymbidium insigne, terrestre, entre 1000 y 1700 mts.
Cymbidium lowianum, epífito, entre1200 y 2400 mts
Cymbidium madidum, epífito, Australia, entre 0 y 1300 mts.
Cymbidium sinense, terrestre, entre 300 y 2300 mts.
Cymbidium suavissimum, entre 800 y 1000 mts.

La mayoría de las especies y los híbridos que se cultivan en el país son similares en cuanto a la morfología general de la planta, con pseudobulbos redondeados y hojas lanceoladas similares a cintas, coriáceas, generalmente de más de 50 cms de long.. Las varas florales emergen desde la base del pseudobulbo y suelen llevar un número variable de flores duraderas (entre 1 y 3 meses). Dentro de las especies cultivadas aquí, Cym.devonianum es la excepción ya que presenta pseudobulbos pequeños y hojas oblongo-lanceoladas.

Aunque son varias las especies que se cultivan en el país, la gran mayoría de los Cymbidium que se encuentran en cultivo son híbridos.

Cymbidium híbridos

Hace 120 años comenzaron a realizarse cruzamientos entre algunas especies de Cymbidium (Cym. eburneum x lowianum, data de1889), con la finalidad de conseguir diferentes variaciones de color, forma y tamaño del que ofrecen las especies.

Algunas como eburneum, lowianum, insigne, tracyanum y parishii fueron usadas en un comienzo para dar origen a híbridos tales como Alexanderi, Lady Colman, Ceres, Vesta, Castor, Dryad, entre otros, que han formado la base de la constitución de todos los híbridos de Cymbidium conocidos en el mundo entero.

Más adelante, mediante la incorporación a los cruces de especies como floribundum (syn. pumilum), devonianum, ensifolium y madidum, se consiguieron híbridos de flores más pequeñas (híbridos miniaturas y péndulos), coloridos, floríferos y perfumados.
En la actualidad los híbridadores siguen trabajando en nuevas líneas de híbridos tetraploides e híbridos con características particulares como plantas de porte compacto, hojas más cortas, flores grandes con colores llamativos y producción de 2 varas por pseudobulbo.

Hace 15 ó 20 años la producción de flores de Cymbidium híbridos estaba acotada al período que comprende los meses de julio a septiembre. Hoy en día existen híbridos que florecen en verano y otoño. Además, la introducción al cultivo de especies como Cymbidium aloifolium y madidum han logrado completar el calendario anual en nuestro país prácticamente en su totalidad.

Cultivo
Luz: requieren elevada cantidad de luz. La falta de sol directo en otoño y primavera y insuficiente luz en el verano pueden ser causantes de falta de floración.
Invierno (jun., jul., ago.): sol directo, interior fresco o reparo bajo techo si están en flor.
Primavera (sept., oct., nov.): sol directo, en noviembre evitar el sol del mediodía.
Verano (dic., ene., feb.): 50 % de sombra, pueden recibir sol directo hasta las 9 ó 10 de la mañana.
Otoño (mar., abr., may.): marzo similar a febrero pero progresivamente aumentar hasta llegar a sol directo en abril y mayo.

Temperatura: en nuestra latitud son plantas de exterior independientemente de la época del año, solo se sugiere mantenerlas en interiores frescos o bajo techo cuando están en flor a los efectos de protegerlas de la intemperie. La temp. mínima ideal es de 10 °C pero si se reduce gradualmente resisten hasta 5 °C sin inconvenientes. Evitar las heladas, colocándolos bajo techos o aleros. Durante el verano, la temp. ideal es 25 °C. A mayor temperatura, mayor riego, humedad ambiental y ventilación. La inducción de la floración se produce por temperaturas mínimas de entre 20 y 12 °C, según el híbrido, y días acortándose. Las temp.nocturnas superiores a 30°C y la falta de diferencia térmica es un factor limitante para la floración.

Riego: la frecuencia dependerá fundamentalmente de la temperatura y la humedad, estimando cada 4 a 6 días en invierno, reduciendo la frecuencia a 2 ó 3 días en primavera hasta regar todos los días o día por medio de forma abundante en el verano; reducir el riego a 2 ó 3 días en otoño a partir de abril. Regar por la tarde en verano para refrescar las plantas y bajar así la temperatura nocturna; por la mañana en invierno.
Usar agua de lluvia si el agua corriente tiene un Ph elevado ya que este puede ocasionar el marchitamiento de la punta de las hojas. Idealmente el sustrato deberá mantenerse levemente húmedo pero no excesivamente mojado controlando el drenaje.

Humedad: entre el 40 y el 70 %. Pulverizar o mojar el follaje si el día es muy caluroso. Si el sitio lo permite, mojar pisos y paredes para refrescar y aumentar la humedad ambiental. Los viveros comerciales recurren a un sistema de aspersión 3 veces por día durante el verano y a la colocación de media-sombra junto con una conveniente ventilación.

Ventilación: es un factor importante para disminuir la temperatura y evitar enfermedades fúngicas y bacterianas. Se sugiere elevarlas del piso para que el aire circule por debajo de la maceta y no superponer el follaje brindándoles espacio suficiente (una planta grande requiere aprox. 1 m2).

Sustrato: en nuestra región los materiales más usados en la composición del sustrato son la corteza de pino (de un tamaño de 2 a 3 cms), carbón vegetal, perlita y musgo de sphagnum. Macetas plásticas acorde al tamaño de las plantas, preferentemente más profundas que anchas. Debido al porte que adquieren las plantas se sugiere colocar una capa de piedra partida en el fondo de la maceta para darle equilibrio y evitar que se vuelquen.


Mezcla 1: corteza de pino 60%; carbón vegetal 20%; perlita 10%; musgo de sphagnum 10%
Mezcla 2: corteza de pino 70%; carbón vegetal 20%; musgo de sphagnum 10%.
Mezcla 2: corteza de pino 60%; carbón vegetal 20%; perlita 20%.
Mezcla 3: corteza de pino 60%; turba 20%; leca 20%.

Fertilización: los Cymbidium son plantas glotonas por lo que la fertilización y la preparación del sustrato son importantes para un buen desarrollo y floración. Se sugiere usar fertilizantes equilibrados en los meses de sept/oct/nov/dic, pasando a rico en fósforo (10-30-20) entre feb. y mayo. Algunos cultivadores usan con éxito abonos orgánicos basados en harina de hueso o harina de sangre incorporándo 1 gr por mes durante el verano para promover la floración. También suele incorporarse una cucharada de harina de hueso a la mezcla del sustrato cuando se transplanta.

Crecimiento, necesidades y tareas a realizar
(especialmente para híbridos cuya floración se produce entre junio y septiembre).

Invierno (junio/julio/agosto/sept):
Durante estos meses la planta se encuentra en período de floración. Mantenerla con reparo o bajo techo para proteger las flores de la intemperie, lluvia y viento. Sol directo o sitios muy luminosos. Riego cada 4 a 6 días. Tutorado dependiendo del tipo de vara. Se recomienda cortar las varas florales una vez que se han abierto todas las flores (30 a 45 dias) o el 80 % para impedir el agotamiento de la planta.

Primavera (septiembre, octubre, noviembre):
Brotación y crecimiento, formación de nuevos pseudobulbos. Sol directo hasta fines de noviembre, luego colocar media sombra o proteger del sol del mediodía. Aumentar de a poco el riego (cada 2 ó 3 dias) hasta llegar a abundante en el mes de noviembre (día por medio). Los meses de septiembre y octubre (o después de la floración) son ideales para división de matas. El transplante a macetas más grandes sin molestar las raíces puede hacerse durante toda la primavera e incluso en otros momentos del año. Fertilización con fertilizante equilibrado. Algunos cultivadores sugieren una aplicación de fertilizante rico en Nitrógeno y luego seguir con equilibrado durante esta estación.

Verano (diciembre, enero, febrero, marzo):

Crecimiento de hojas y pseudobulbos. Mantener la planta al exterior con 50 % de sombra, puede recibir sol directo hasta las 10.00 am. Riego diario o día por medio, abundante. Pulverizar 2 ó 3 veces por día. Fertilización a partir de febrero con fertilizante rico en Fósforo para promover la floración.

Otoño (marzo, abril, mayo):
Maduración hojas y pseudobulbos especialmente entre los meses de febrero y abril. Aparición de las varas florales. Las varas florales aparecen en la base de los pseudobulbos nuevos producidos durante la primavera y madurados (engordados y con suficientes hojas) durante el verano. Colocarlas al exterior hasta mayo, luego reparo. Sol directo. Reducir el riego de a poco (marzo y abril cada 2 a 3 días; mayo cada 3 a 4 días). Fertilización con fertilizante rico en Fósforo.


Téc.Nora M.Lovera
Powered by FerozoSite